#ZAPATOSDEGOMA DE ITALIA PARA EL MUNDO

Se trata de la más elemental de las ecuaciones y, por ende, la siempre vigente en la movida sneaker; de hecho, ha sido el mito fundacional del movimiento sociocultural forjado en torno al caucho vulcanizado y la lona, la dupla patentada en forma de #zapatosdegoma, con el número de referencia 2750 por Walter Martiny en 1925.

Pero la historia de estas joyas de la corona (y pioneras del universo deportivo) arrancó 14 años antes, con el desarrollo de las primeras suelas de caucho vulcanizado al interior de la Walter Martiny Rubber Industry, la fábrica especializada en caucho para llantas, fundada en 1911 por el italiano que conoció la técnica descubierta en 1839 por el estadounidense Charles Goodyear: la vulcanización, el proceso mediante el cual el caucho, en su forma más ‘salvaje’ y natural adquiere dotes de estabilidad y agarre tanto en frío, como en calor.

Dicha estrategia de transformación de la goma sedujo a Martiny quien la importó a su Turín natal, siendo, en 1913, reconocido como el primer productor de llantas vulcanizadas de todo Italia, lo que también supuso un cambio en el nombre de su empresa por Superga, debido a la cercanía entre su factoría y la Basílica del mismo nombre.

Quizás, como producto de la ‘inspiración eclesial’, Walter decidió diversificar su firma y darle nuevas aplicaciones a la técnica que lideraba en su tierra. la idea de llevar el agarre de las llantas al día a día de las personas lo obsesionaba y por ello, empezó a probar suerte y hacia 1913 logró las primeras botas de caucho (las ‘pantaneras’), totalmente a prueba de agua que se convirtieron en las aliadas a la hora de proteger de infecciones y de amenazas externas a los y las trabajadoras agrícolas de as regiones pantanosas y los cultivos de arroz.

Posteriormente, los juguetes de caucho fueron otra línea de diseño de Superga, pero la idea más revolucionaria llegó en 1925 en forma de #zapatosdegoma: las primeras suelas de caucho vulcanizado que, unidas a una capellada en la más resistente lona, crearon las primeras zapatillas deportivas de la historia: las Superga Cotu Classic 2750.

#zapatosdegoma campeones 

Gracias a la gran capacidad de agarre de su suela de caucho vulcanizado, y a la combinación de lona con otras tecnologías textiles de la época, garantes de respirabilidad y frescura para el naciente deportista (como ‘Aerex’, que erigió a Superga como la primera empresa en incluir patentes de avanzada en sus procesos de producción), que en la época de entreguerras asociaba al deporte no como actividad física, sino como la noción de estar al aire libre, de relax.

Bajo este concepto nació, en 1920, el sportswear como una serie de prendas usadas por los primeros tenistas y algunos hombres socialmente privilegiados. Camisetas tipo polo, piezas de punto y jersey, gorras y los nuevos imprescindibles del novedoso universo del vestuario: los Superga Cotu Classic, no podían faltan en el armario para esos momentos en los que se identificaba el gasto de energía con el placer.

Desde entonces, la compañía adquirió su pedigrí deportivo, el cual empezó a adquirir mayores dimensiones en 1951, al ser Superga la patrocinadora del Giro de Italia y en 1960, la mayor fábrica de #zapatosdegoma de ese país, al emplear a 1.380 artesanos del calzado en su fábrica de Turín.

A mediados de 1970, se atomizó su popularidad, al paso de campeones y reconocidas figuras deportivas como el tenista Adriano Panatta (quien conquistó el Roland Garros en 1976 a bordo de sus Cotu Classic de Superga; para él también fueron creados los Superga Sport en 1970 que fueron remasterizados en 20

Adriano Panatta con sus Superga Sport

16, pero son otras joyas de la corona que merecen un #tbt propio), el arquero Dino Zoff (uno de los mejores porteros de la histoiria), el atleta Franco Arese y el pedalista Gibi Baronchelli.(campeón de 94 títulos de ciclismo), quienes atesoraron sus momentos de gloria al paso de la minimalista ecuación de Martiny.

Del tennis court al street style

La gran popularidad de la mítica referencia 2750 saltó de las canchas de tenis a las calles en 1976, año en el que Italia se coronó campeón ineludible de la Copa Davis, viendo a un Adriano Panatta pisando fuerte con sus Superga y unos jeans; esta fama empezó a retumbar en la naciente escena del sport & chic de la ‘Gran Manzana’, gracias a Ivan Lendl, el tenista checo nacionalizado estadounidense que se coronó ‘El Rey del Madison Square Garden’ al ser campeón de cinco títulos de nueve finales seguidas (de 1980 a 1988) en los Tennis Masters de Nueva York, siendo el de 1981 definitivo para Superga, pues Lendl conquistó la copa con sus #zapatosdegoma de lona y caucho.

Desde entonces, además de continuar patrocinando torneos mundiales de tenis, como el abierto de Roma (1990). Superga se dio a conocer mundialmente y no solo en la escena atlética, sino también en la del glamur, gracias a la sencillez, funcionalidad y versatilidad de su dupla infalible y al diseño clásico, eternamente sofisticado, de los 2750.  Sus campañas publicitarias se convirtieron casi que en informes de tendencias de moda y en las mejores vitrinas para reconocidas celebridades y socialités de la industria de la moda.

Asimismo, las alianzas con firmas de joyería y moda, diseñadores y fashion houses viralizaron este legendario diseño. En 2006, Swarovski estrenó una propuesta aplicada a los Superga, mientras que en 2007, Antonio Marrás pisó fuerte con sus creaciones con Superga en la semana de la moda de París, tendencia de co-branding seguida, en 2010, por K-Way, Versus-Versace, Roberto Cavalli, fendi, Comme des Garçons, Giles Deacon, Rodarte, House of Holland, The Row, Liberty, Fiorucci y Urban Outfitters, entre otras marcas.

Así se ha visto la colaboración entre Superga y Alexa Chung, quien ha remasterizado, en forma, color y material a los 2750 Cotu Classic.

Finalmente, siguiendo el zeitgeist de las plataformas digitales y sus actores, los Superga 2750 les han seguido el paso, de la mano de sus embajadores (como han sido Binx Walton, Esom, Joseph Chang, Jack Guinness,  Abbey Lee Kershaw, Charlie Casely- Hayford, Poppy Ntshongwana, Rita Ora, Suki Waterhouse, Gala González, Eleonora Carisi, Pyper America y Trevor Stuurman), creando alianzas con fashion bloggers e influencers de moda y lifestyle no solo como protagonistas de sus campañas de temporada, sino en algunos casos también como co creadoras de algunas colecciones, como por ejemplo, Alexa Chung, The Blonde Salad y The Man Reppeler.

Gala González
ESOM
Rita Ora
Poppy Ntshongwana
Suki Waterhouse
Chiara Ferragni, a.k.a. The Blond Salad
Alexa Chung
BINX
Pyper America
Charlie Casely Hayford

De ahí que ellos hayan dado los primeros pasos para que hoy los 2750, casi con cien años de trayectoria, sigan marcando el paso del linaje tenístico en el casualwear, al ritmo de celebridades como Alessandra Ambrosio, Heidi Klum, Domenico Dolce, Stefano Gabanna, Steven Spielberg, lana del Rey, Juli Roberts, Brad Pitt, Sienna Miller, Liv Tyler, Kate Middleton e inclusive Michele Obama, entre otras personalidades del jet set mundial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede gustar: