VUELVE EL RUNNING DE LOS 90’S

Con toda la tecnología de hoy, pero con el diseño vintage y atemporal en el retrovisor, vuelven a pisar fuerte unos mitos del running clásico, el de los Noventas (¿podría ser diferente?; no lo creemos, porque el zeitgeist contemporáneo tiene a esa década en la mira) y el que se escribe con  la ‘N’ mayúscula del sport & chic de New Balance.

Se trata de la referencia 997, creada en 1990 por Steven Smith y que fue la cuarta entrega del linaje 99x con el que desde 1982, New Balance se consagró como la marca emblemática de los corredores y de su performance urbano gracias a su combinación de ingeniería y la máxima tecnología de amortiguación existente por aquellos días.

Redentor del linaje 99x

El modelo original de los 996 (predecesores del 997),  estrenado en1988.

El primer modelo de la saga 99x fue el 990 (lanzado en 1982) que revolcó la industria del calzado deportivo y al deporte mismo, gracias a su diseño de vanguardia que incluía un dispositivo de control de movimiento en el talón, detalles reflectantes de 3M, entresuelas de doble calibre, suelas Vibram Superflex y una capellada de lujo, en gamuza de cerdo. Este legado de vanguardia y elegancia para correr fue perpetuado por el 995 (1986), el 996 (1988) y finalmente, el 997 que recibió a los noventas redefiniendo la estética de la serie con un diseño más compacto sofisticado y con dotes de vis-tech, además de ser pionero en ofrecer una propuesta exclusiva para mujeres corredoras.

Así se veía la versión femenina de la saga 997.

El 997 reemplazó la amortiguación de la suela de EVA por el poliuretano con insertos Encap de doble densidad; pero el balance perfecto –que fue el mito fundacional de la marca en 1906– fue evolucionado mediante una pieza de C-CAP flexible que recorría desde el dedo hasta la parte media del pie, soportes de arco, suelas de triple densidad y goma de carbono XAR-1000 en la zona del talón y una banda termoplástica, llamada Hytrel, que a manera de correa, sostenía la región del tendón de Aquiles al conectar el contrafuerte con los ojales superiores. 

El diseño original de los primeros 997, de 1990.

Los detalles, acabados y juegos de texturas también le aportaron al sofisticado pedigrí de estos #zapatosdegoma que hicieron del gris sobre gris su carta de glamur, contrastando gamuza, cuero perforado al estilo del calzado de baloncesto de la época y el logo de menor tamaño; así se configuró el tributo deportivo al minimalismo que empezaba a seducir, hace 29 años.

Nuevas versiones

Los 997.5, creados por New Balance y United Arrows en 2008.

A pesar de su éxito en ventas, en 1994 dejó de verse el 997 en las vitrinas del mundo entero por más de dos décadas; a finales de 2008, New Balance co creó con United Arrows & Sons una re edición de la legendaria silueta que, ‘a lo Frankenstein’ montó la capellada de los 997 sobre la suela Abzorb estrenada en los 998 y que, al estar enfocada en la reducción del impacto para corredores de largas distancias, está elaborada en un potente elastómero, de apariencia más ruda y menos suave que el Encap (ideal para mejorar la pisada). No obstante, el experimento (que fue bautizado 997.5) resultó muy llamativo al combinar una base de color gris claro con destellos de fucsia y morado que se ha convertido en el favorito de Kanye West.

Posteriormente, en 2014, llegaron otros ‘Newies producto de la colaboración entre el sello y Deon Point, fundador de la tienda de culto sneaker Concepts, de Boston. Esta nueva ola de 997 tuvo tres entregas; la primera fue una edición llamada Rosé (2014), seguida de Luxury Goods (de color anaranjado) en 2015, y finalmente, en 2016 llegó City Rivalty, que hizo del verde menta el color del 2016. 

Los 997 Rosé, de Concepts para New Balance (2014).
Los 997 Luxury Goods, de Concepts para New Balance (2015).
Los 997 Rivalry, de Concepts para New Balance (2016).

En 2016, el sello de Boston nuevamente sorprendió a los fanáticos de los clásicos runners para el lifestyle con una segunda fase de los 997.5  en colaboración con otras tiendas especializadas en #zapatosdegoma, de diferentes latitudes. Desde Nueva York, Kith –quien el año pasado volvió a estrenar una serie de 997’s en seis colores diferentes: los 997 OG, 997 S 997 S Fusion– marcó el paso con su inspiración griega que tapizó a sus referencias ‘Mykonos’ y ‘Archipelago’.

Los 997 reencauchados en 2018 por Kith. Se evidencia unas referencias a los creados previamente por United Arrows para la marca bostoniana.

En esa misma ola de colaboraciones (2016) para perpetuar el legado del running clásico de New Balance, Concepts volvió a imponer la marcha con su propuesta Esplanade, de capellada de malla verde agua; el made in Taiwan lo dio Phantaci, con un diseño colorido, de gamuzas negra, rosa encendido y negro con diseños de estrellas (a simple vista, se percibe la transfiguración de un payaso) titulado Fantasy y finalmente, la australiana Sneaker Freakers creó unas fieras, los Tassie Tiger 997.5 de colores vibrantes y con afilada dentadura impresa en la mediasuela de REVlite (el compuesto premium de NB que garantiza amortiguación ultra ligera).

Los 997,5 Esplanade, de Concepts para New Balance (2016).
Los 997,5 Fantasy, de Phantaci para New Balance (2016).
Los 997,5 Tassie Tiger, de Sneakers Freakers para New Balance (2016).

En 2017, siguiendo la tendencia de los #zapatosdegoma con estilo de media, el sello estadounidense reinventó los legendarios 997 siguiendo el zeitgeist pero quitándole el A.D.N. a su hito del running para el casualwear al transformar el upper mediante el empleo de neopreno con motivos de camuflaje y de pieles de reptiles. Bajo el nombre 997 Re Engineered, esta serie también incluyó colaboraciones top con la firma de moda J. Crew, la casa peletera Horwen y la marca de medias y tejidos Stance.

Los 997 Re Engineered.
Los 997, según Stance.
Los de J.Crew.
Y los 997 de cuero, con el corte de Horwen.

Para los independientes 

Finalmente, el legado 997 vuelve a imponer la marcha por estos días, con la clásica silueta de la referencia original actualizada mediante una mezcla de cuero sintético, ante y malla sobre una mediasuela ultraligera, retomada del performance del running para darle ese sabor athleisure a las 997 H. Con un talón más bajo y un pulltab en la región aquiliana, esta referencia estrena un colorway caracterizado por el contraste de colores vivos, algunos con visos neones y cítricos como el rosa, el azul y el anaranjado sobre bases blanca, negra y gris.

Si bien, este reencauche de unos hitos del running noventero mantiene el legado de New Balance, lo actualiza mediante una campaña que invita a diferentes iconos socioculturales y juveniles, como artistas urbanos, cantantes, raperos, fotógrafos, etc. para que celebren su independencia y contagien a las nuevas generaciones a que vivan el estilo a su manera (así, muchos seguidores de este lanzamiento no hubiesen nacido cuando los 997 empezaron a marcar el paso en el asfalto).

En diferentes países, New Balance reunió a personajes de la movida artística independiente para darle vida a  la campaña de los 997 H. En nuestro país, el elegido fue el fotógrafo bogotano ZICO quien, con su lente y con el lema You’ll be the face of our campaign (serás la imagen de nuestra campaña) sedujo a los seguidores de New Balance para darle un nuevo y refrescante mood a la marca, siendo las estrellas de este relanzamiento en las redes sociales.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede gustar: