SKECHERS D’LITES: LOS PAPÁS DE LOS DADDY

Give me baby, one more time!‘, cantan por estos días los mitos fundacionales de la creciente tendencia de los tenis de papá; y no, no se trata de un popurrí de  los Air Max de Nike, ni los Falcon de adidas Originals o los Aztreck de Reebok (bueno, estos dos últimos sí tienen ciertos dotes estéticos de los chunky legítimos, los de los años 90’s, pero no se popularizaron tanto a nivel mundial, ya leerán por qué); hoy en nuestro #tbt les hablaremos de los papás de los daddy sneakers.

Hoy, la musa de los daddys es Camila Cabello.

Pero, de los papás biológicos, ‘de sangre’ y no, de los adoptivos. De los D’Lites, de Skechers que piden un segundo round. ¡Sí! sabemos que sus mentes continúan rebobinando, pero con Britney Spears como banda sonora, al leer LA DUPLA más noventera de todas: Skechers+Britney Spears. Pues bien, no se trata de una colección en colaboración ni nada por el estilo; venimos a contarles sobre el ‘eslabón perdido’ en la historia de los #zapatosdegoma que hoy marcan el paso-

¿Por qué Skechers + Britney?

Seguramente muchos se preguntan lo mismo; pues porque hace 20 años la ‘princesita del pop’ adquiría su título nobiliario en el showbusiness mundial con su album debut,  …Baby one more time, ‘intoxicando’ a todo el planeta con su contagiosa música y coreografía al paso de éxitos como Toxic y muchos otros que la consagraron también como musa del glamur, reivindicando la imagen de la colegiala hot y, al mismo tiempo, proponiendo EL LOOK NOVENTERO POR EXCELENCIA que se trató del legendario triunvirato de jeans descaderados –gracias, Britney, pero si hubiese sabido los ‘nefastos’ efectos de esos pantalones que deformaron a tantos cuerpos, hubiese preferido seguir siendo la ñoña del salón–, ombliguera y tenis blancos (¿algo más noventero?… ¡Imposible!)

Pero no; no podían ser  unos tenis cualquiera, debían ser Skechers, pues fue la marca favorita de la cantante quien los usó en sus giras internacionales seduciendo a millones de fans que querían adoptar su imagen sexi y su look tan trendy para esa época; tal fue su impacto visual, a bordo de los tenis tractorudos, que la compañía estadounidense la eligió como su imagen oficial y tapizó desde América hasta Asia con su logotipo en forma de’ S’ y su ecuación estética: una suela gruesa con algo de plataforma, capellada rígida, punta redondeada, acordonado central y apilado en el empeine y combinaciones de piel, textiles y apliques brillantes.

Su poder como trendesetter llevó a Britney a evolucionar los D’Lites, ¡convirtiéndolos en patines!

Auge nipón

Y, como desde tiempos inmemoriables, Asia le ha rendido tributo al señor consumo, no pasó mucho tiempo para que los Skechers D’Lites, el modelo estrenado por Skechers y popularizado por la musa Spears, fuera casi el calzado nacional de China y Japón. Su apogeo también obedeció a sus formas exageradas, a una silueta ‘futurista’ para la época (atravesábamos la década del grunge y el minimalismo y por eso romantizamos lo XXl, lo exagerado y rudo, como la estética del futuro, seguramente como una visión apocalíptica de lo que nos esperaría, demandándonos protección y durabilidad), que reflejaba el creciente zeitgeist comandado por la tecnología: la democratización del computador, el surgimiento de Internet, el visual de los 8 bits legado por Nintendo y Atari… Todos los caminos conducían a un calzado imponente.

Pero no fue una estética que durara solo esos años del boom tecnológico. Para iniciar el nuevo milenio, Christina Aguilera recibió el testimonio de Britney y siguió la evangelización a bordo de sus D’Lites, de Skechers, proyectando una imagen más hot; por ello, estos continuaron su curso bajo nuevas variantes del pop, como el K-Pop (pop made in Korea)siendo los chunky de Skechers los blasones de las nuevas estrellas asiáticas.

Por estos días, en los que amas u odias a los tenis de papá, el sello estadounidense no solo vuelve a pisar fuerte con sus clásicos y mitos fundacionales de la tendencia que ya es un estilo consagrado en la industria del glamur, al paso de musas contemporáneas como Camila Cabello, sino que también les retribuye la fidelidad  a sus fanáticos asiáticos con una edición limitada Skechers D’Lites,  co creada de la mano de One Piece (una obra de arte creada en 1997 por Eiichiro Oda y convertida en animé por Toei Animation) y que traslada a la impoulta capellada original de los daddy sneakers todo el espíritu y el colorido del manga más aplaudido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede gustar: