OYSHO, EN EL PUNTO ATHLEISURE

Punto fino y cachemir aplicados a las prendas de estilo deportivo, como los jogger pants (pantalones de sudadera, con pretina y tobillos encauchados), los hoodies o buzos de capota y las camisetas de pechera abotonada, es la apuesta de Oysho para esta temporada del final del año, en la cual, el estar en casa es casi que imperativo para muchos.

De ahí que esta, como una ocasión de uso más –su aparición en el universo del consumo no es nada reciente, aunque sí lo ha sido para la industria de la moda bajo el título leisurewear–, requiere de un outfit tan acogedor y cozy, como acorde a las tendencias del vestuario casual. Y por ello, Oysho nos presenta una serie de looks con la comodidad de los patrones del vestuario atlético, en una gama de colores neutros protagonizada por el gris (lo amamos por estos lares) y elaborada en tejidos suaves y con la caída justa para hacer del juego de capas o layering, la clave del glamur, aun en casa.

New homewear, new families 

Diferentes estilos, prendas y puntadas diversas, y nuevos modelos de familia llegan en la campaña de la línea Homewear de Oysho; bajo el título New homewear, new families esta propuesta lleva un paso adelante el concepto democrático de la moda, al hacer de la inclusión sin distinción de género (sí, nuevas familias de dos madres) el complemento perfecto de un armario que se divierte con las múltiples posibilidades del cachemir y el punto fino, hasta el punto de llevarlos con #zapatosdegoma reforzando el origen de nuestro estilo consentido, el athleisure , como la dosis atlética puesta sobre la ropa para estar en casa, o leisurewear.

Los colores suaves les dan un toque delicado a las prendas de New home, new families, mientras que sus texturas y tejidos exquisitos las sacan del estatus más elemental; ni pijamas ni sudaderas. Se trata de athleisure para estar en casa.

Esta colección también cuenta con una cápsula; Soft Touch, que re crea las prendas más versátiles del guardarropa como los jérseis, las chaquetas, los pantalones y las batas en punto ultra suave de colores rosa palo, gris y beige. Todo, susceptible de combinarse con #zapatosdegoma y vivir #lavidaentenis con la comodidad de las pretinas de ajuste con cordón y los acabados con elongación, propios del universo deportivo, pero ahora, con la exquisitez del tejido de punto.

Vestidos con #zapatosdegoma, jogger pants y hoodies de finos tejidos, el mítico suéter de pechera con abotonadura a juego con jogger pants o falda midi, y el rey de la versatilidad, el enterizo (o mono) resignifican el athleisure, retomando las raíces de este estilo en el leisurewear.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede gustar: