LOS AIR FORCE 1 QUE NO DESPEGARON

Hacia mediados de mayo, Nike anunció una aplaudida apuesta para unirse a la celebración del día nacional de Puerto Rico que se celebra mediante un tradicional desfile, el segundo sábado del mes de junio, en Nueva York. Uno de los santos griales de su línea sportswear, los Air Force 1 Low, se tapizarían del misticismo, la artesanía y la enorme riqueza cultural del territorio boricua.

Entonces, el sello de Oregon reveló el que sería el diseño de los Nike Air Force 1 Puerto Rico, que contó con su capellada blanca ornamentada de un colorido diseño que incluía la rana Coqui –la especie endémica de Puerto Rico– y el mítico Swoosh lateral tapizado de una textura similar a la piel de la rana en cuestión, la cual también saltó al interior de los #zapatosdegoma mediante un divertido estampado de la misma. La apuesta estética finalizaba con las iniciales PR en los colores su bandera, el azul y el rojo, bordadas en las lengüetas y la región del contrafuerte, todo ello, sobre una suela de tonalidad azul hielo.

Pero… ¡Un momento! Acaso, el ‘colorido patrón lineal’ ¿es una mola?

Efectivamente. El homenaje que Nike le rendiría a la isla de Puerto Rico y a su tradición cultural el pasado 9 de junio, quedó convertido en polémica, debido a que  los líderes de la comunidad indígena Guna o Dule  (antes de 2011 se conocían como el pueblo Kuna), originaria de las zonas limítrofes entre Colombia y Panamá, denunciaron que el modelo usaba las típicas molas –protegidas como propiedad de esta etnia– , atribuyéndole a la cultura boricua su hermoso modelo de formas laberínticas, figuras geométricas animales y toda la cosmovisión de las mujeres Guna, quienes son las encargadas de coser, puntada a puntada, una abstracción de sus sus sueños.

Aresio Valiente, un abogado representante de la comunidad, solicitó en una conferencia de prensa, que Nike los compense por utilizar su patrón insignia; por su parte, Belisario López, un vocero de la etnia aseguró que no sería necesario retirar a los #zapatosdegoma del mercado; pero que exigían la compensación por usar sin permiso y, peor aún, atribuirle a otra cultura su identidad y espiritualidad.

“Yo sé que es una lucha desigual, pero al igual luchamos con quien sea por lo que nos pertenece”: Belisario López, líder comunidad étnica Guna.

Ante las críticas que se viralizaron en redes sociales, señalando la falta de atención y la desorientación del equipo de investigación de Nike, el sello del Swoosh decidió ni siquiera lanzar el modelo (que inclusive, ya tenía precio establecido, de 100 dólares), como sostuvo un portavoz de la compañía deportiva a la prensa internacional: “Nos disculpamos por la representación incorrecta del origen del diseño del Nike Air Force 1 ‘Puerto Rico; por lo tanto, este producto ya no estará disponible”, puntualizó el comunicado de NIke.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede gustar: