LO NUEVO DE LA MAFIA YEEZY BOOST 350 V2

En 2015, cuando los Yeezy Boost 750 se estrenaron por 350 dólares con una ecuación poco usual  y algo compleja para unos #zapatosdegoma (tenían bota alta, cordones remachados con una ancha tira de velcro y una suela traslúcida n contraste con el upper opaco, en suede creando un look espacial y futurista), se supo que la naciente dupla entre adidas Originals y el rapero Kanye West sería un hit.

Las Yeezy Boost 750, en color light brown; el estreno de la mafia Yeezy Boost en 2015.

Y así fue; se fabricaron solo 9.000 pares y se vendieron todos en apenas unos minutos; ese dote de rey Midas siguió perpetuándose en las siguientes siluetas de la mafia Yeezy Boost co creadas entre el sello del trifolio y el esposo de Kim Kardashian, como las Yeezy Boost 350 V2 –llamadas Beluga por su inusual mezcla de colores y texturas que, a su vez, la ubicaron en el top de las favoritas de coleccionistas y sneakerheads–, las Yeezy Boost 350 Turtle Dove que han sido las más caras en los sitios de re venta online (su capellada tejida en colores grises y negro siguiendo un exclusivo patrón distorsionado XXS alcanza unos 2.000 euros en los pocos sitios en los portales en los que se puede encontrar), las Yeezy Boost 350 V2 Zebra que imita la piel de la cebra y, al ser tan fácil de reproducir han sido las Yeezy Boost más copiadas, y las Yeezy Boost 350 V2 Cream White que es la quintaesencia del minimalismo por su capellada en un blanco nieve –para muchos sneakerfreakers puede ser muy minimal– que marcó el paso en el mercado masivo, al venderse a un precio tan módico que fue casi obvio que se agotaran en cuestión de días.

Las Yeezy Boost 350 v2, Beluga.

Yeezy Boost 350 Turtle Dove, las más caras.

 

Yeezy Boost 350 V2 Zebra.

Yeezy Boost 350 v2 Cream White.

Un nuevo trinomio Yeezy Boost V2 

Ahora, llegan tres nuevas joyas a la corona Yeezy Boost que han generado un fenómeno mundial: las Yeezy Boost 350 V2 en tres gamas de color diferentes como Hyperspace (conjuga un tono menta muy suave con acentos durazno), Trfrm/True Form (tejido gris y acentos salmón suave) y Clay (salmón pálido con acentos rosa y lilac).

No obstante cada una de las tres siluetas fue estrenada para un mercado específico –Las Hyperspace fueron destinadas a África, Asia Pacífica, Medio Oriente e India. mientras que las Trfrm fueron para Europa, Rusia y Ucrania, y las Clay, para Latinoamérica– estas nuevas propuestas de Kanye West atomizaron un nuevo fenómeno global.

¿Su secreto? Además de que el señor West, todo lo que toca lo convierte en oro, el apogeo de este trío se debe a las armónicas combinaciones tonales que actualizan su fórmula  de construcción, que ya es una leyenda viva –a pesar de cumplir tan solo 4 años de haber sido ideada por el rapero y los diseñadores de Originals– y se traduce en un upper de Primeknit que le abre paso a una banda lateral de monofilamento tejido, todo ello sobre una entresuela con la mítica tecnología BOOST™ de adidas Running, recubierta de caucho acanalado, que genera una sensación de movimiento y le da un aire vanguardista a la saga Yeezy Boost V2.

Una de las más apetecidas de esta entrega son las Clay (¡Aleluya! al fin nos mandaron, a este lado del Atlántico, las creaciones top) y no solo por su delicada y trendy combinación de colores, muy a tono con el Pantone de 2019, el living coral (en una sensibilidad suave de la gama), sino también al ser la única referencia para adultos y niños; de ahí que por estos días, la tendencia matching outfit, o la moda simbiótica entre padres e hijos pise fuerte y empiece a contagiar a los más pequeños del entusiasmo por amarrarse los #zapatosdegoma y vivir #lavidaentenis, con todo el estilo y la tecnología de la marca alemana y, de una vez, el aval de Kim, Kanye y su trío North, Saint y Chicago.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede gustar: