7 SECRETOS QUE NO SABÍAS DE LOS PISTACHOS

Desde hace un tiempo, los frutos secos y las nueces se han convertido en los imprescindibles de los amantes del estilo de vida ‘fit’; ‘Pero acaso ¿no engordan porque tienen mucha grasa?’ seguramente se están preguntando muchos y la respuesta es ¡No!, claro si son consumidos en las medidas justas, sin caer en excesos. Dentro de estos, los favoritos de La vida en tenis son los pistachos, esas nueces que se hacen esperar hasta que rompemos su vaina (lo confesamos: ese momento de ruptura de la cáscara llega a impacentarnos ante tan delicioso manjar que hay en su interior) y nos enloquecen con su equilibrio perfecto de sal y dulce que nos genera una sensación de saciedad, ideal para momentos como este: una tarde en la que el apetito empieza a hacer de las suyas.

Además de saciarnos, los pistachos nos encantan y los recomendamos ciegamente porque aportan grasas saludables, antioxidantes e inclusive, proteína y precisamente allí radica su secreto para satisfacernos y calmar los estados de hambre voraz de la media tarde pues ecordemos que MUCHOS ANTOJOS SE DEBEN A CARENCIAS DE CIERTOS MACRONUTRIENTES, ya sean lípidos, carbohidratos o proteínas y, por lo general, los ‘atracones’ de productos nada saludables corresponden a un déficit de proteína. Por eso, son nuestros recomendados para un ‘snack’ de campeones.

Y para que estén más seguros de que pueden consumirlos con regularidad y sin excesos, hablamos con la doctora Karen Czacki Halkin, especialista en Nutrición de Nature’s Heart, quien nos contó otros secretos sobre esta deliciosa y saludable nuez:

  1. Una ración  de 30 grs. (50 unidades aproximadamente, contadas sin su vaina) aporta 160 kcals, 3 gramos. de fibra, 6 de proteína, 7  de grasas monoinsaturadas y 4 de poliinsaturada; sí, son grasas, pero ‘buenas’ ya que no son saturadas.
  2. Disminuyen significativamente el colesterol LDL  (colesterol ‘malo’) y por ello son los aliados a la hora de mejorar el estado del sistema cardiovascular.
  3.  Son un potencial regulador de la glucosa y  de la insulina, es decir, que evitan los picos de azúcar en la sangre como factores responsables de la acumulación de grasa; UN CONSEJO DE LA VIDA EN TENIS: Aprovechar esta cualidad de los pistachos para ‘bloquear’ de cierta forma el incremento del azúcar en la sangre, al consumir alimentos que sí o sí nos disparan la insulina como, por ejemplo, las frutas. Una buena idea es combinar frutas con las grasas buenas de los pistachos para nivelar el aporte de azúcar de la fructosa. ¿Qué tal una ‘lasaña’ de rodajas de manzana verde y capas de mantequilla de pistachos? (se nos hizo agua la boca).
  4. Incrementan las concentraciones de antioxidantes en la sangre, lo cual disminuye las posibilidades de padecer enfermedades crónicas.
  5. Su aporte de fibra es alto, en comparación con otras semillas, nueces y frutos secos (almendras, nueces, macadamias, etc.), lo que los hace los aliados del buen funcionamiento intestinal.
  6. Reducen las posibilidades de padecer problemas de tensión arterial, resistencia vascular periférica e incremento de la frecuencia cardíaca en situaciones de estrés agudo (taquicardia).
  7. Reducen el riesgo de padecer diabetes.

Pistachos y sus beneficios para la salud

Y POR ÚLTIMO… ¿CUÁNTOS PUEDO COMER PARA NO SUBIR UN GRAMO? 

La doctora Karen nos explica que “para los adultos, es recomendado como ‘snack’ el consumo de 30 gramos DIARIOS (50 unidades). En niños una ración recomendada es de 15 gramos (25 piezas)”.

Así que, sin más, amárrense sus #zapatosdegoma y ¡vayan al supermercado por su dosis ideal! (La nuestra es la de la foto)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede gustar: